fonera-20Mientras nosotros seguimos siendo el mismo país bananero de siempre, donde todavía seguimos intentando homologar la fonera 1.0 (que ya fue homologada en todos los países del primer mundo sin ningún problema), FON acaba de lanzar la Fonera 2.0. Y mientras queremos reinventar la rueda en materia de homologaciones, porque acá vamos a encontrar que las foneras emiten rayos radioactivos que queman el cerebro a las personas :), nos seguimos perdiendo de ofertas como esta.

Bueno, la buena noticia es que tengo que viajar a Madrid en Junio para ayudar en la coordinación de la 3ra Edición del Menorca TechTalk, así que prometo hacer todo lo posible para traer unas 5/10 Foneras 2.0 y sortearlas en este blog.

… y de la forma en que vamos a desarrollar nuestras vidas. Quizás sea demasiado premonitorio, quizás demasiado fantasioso, pero lo cierto es que el video que viene a continuación es, cuanto menos, intrigante y fascinante.

Albert Einstein(1879-1955), Premio Nóbel de Física en 1921, gozó de una rapidez mental propia de un genial humorista

Un periodista le preguntó a Einstein:

– ‘¿Me puede Ud. explicar la Ley de la Relatividad?’
Y Einstein le contestó:
– ‘¿Me puede Ud. explicar cómo se fríe un huevo?’
El periodista lo miró extrañado y le contesta:
– ‘Pues, sí, sí que puedo’.
A lo cual Einstein replicó:
– ‘Bueno, pues hágalo, pero imaginando que yo no se lo que es un huevo, ni una sartén, ni el aceite, ni el fuego’.

———-

Durante el nazismo Einstein, a causa de ser judío, debió de soportar una guerra en su contra urdida con el fin de desprestigiar sus investigaciones. Uno de estos intentos se dio cuando se compilaron las opiniones de 100 científicos que contradecían las de Einstein, editadas en un libro llamado ‘Cien autores en contra de Einstein’.
A esto Einstein respondió:
-‘¿Por qué cien?. Si estuviese errado haría falta solo uno’.

———-

En una conferencia que Einstein dio en un Colegio de Francia, el escritor francés Paul Valery le preguntó:
– ‘Profesor Einstein, cuando tiene una idea original, ¿qué hace? ¿La anota en un cuaderno o en una hoja suelta?’
A lo que Einstein respondió:
-‘Cuando tengo una idea original no se me olvida’.

———-

Einstein tuvo tres nacionalidades: alemana, suiza y estadounidense. Al final de su vida, un periodista le preguntó que posibles repercusiones habían tenido sobre su fama estos cambios.
Einstein respondió:
– ‘Si mis teorías hubieran resultado falsas, los estadounidenses dirían que yo era un físico suizo; los suizos que era un científico alemán; y los alemanes que era un astrónomo judío’.

———-

En 1919, Einstein fue invitado por el inglés lord Haldane a compartir una velada con diferentes personalidades. Entre éstas había un aristócrata muy interesado en los trabajos del físico. Tras una larga conversación, el inglés explicó a Einstein que había perdido recientemente a su mayordomo y que aún no había encontrado un sustituto.
– ‘La raya del pantalón la he tenido que hacer yo mismo, y el planchado me ha costado casi dos horas’.
A lo que Einstein comentó:
-‘Me lo va a decir a mi. ¿Ve usted estas arrugas de mi pantalón? Pues he tardado casi cinco años en conseguirlas.’

———-

En una reunión social Marilyn Monroe se cruzó con Albert Einstein y ella le sugirió lo siguiente:
-‘Qué dice profesor, ¿deberíamos casarnos y tener un hijo juntos? ¿Se imagina un bebe con mi belleza y su inteligencia?’.
Einstein muy seriamente le respondió:
– ‘Desafortunadamente temo que el experimento salga a la inversa y terminemos con un hijo con mi belleza y su inteligencia’.

———-

Se cuenta que en una reunión social Einstein coincidió con el actor Charles Chaplin. En el transcurso de la conversación, Einstein le dijo a Chaplin:
-‘Lo que he admirado siempre de usted es que su arte es universal; todo el mundo le comprende y le admira’.
A lo que Chaplin respondió:
-‘Lo suyo es mucho más digno de respeto: todo el mundo lo admira y prácticamente nadie lo comprende’.

———-

Y por último uno de los chistes favoritos que Einstein relatara en reuniones con políticos y científicos.

Se cuenta que en los años 20 cuando Albert Einstein empezaba a ser conocido por su Teoría de la Relatividad, era con frecuencia solicitado por las universidades para dar conferencias. Dado que no le gustaba conducir y sin embargo el coche le resultaba muy cómodo para sus desplazamientos, contrató los servicios de un chofer.
Después de varios días de viaje, Einstein le comentó al chofer lo aburrido que era repetir lo mismo una y otra vez.
– ‘Si quiere -le dijo el chofer- lo puedo sustituir por una noche. He oído su conferencia tantas veces que la puedo recitar palabra por palabra.’

Einstein estuvo de acuerdo y antes de llegar al siguiente lugar, intercambiaron sus ropas y Einstein se puso al volante.

Llegaron a la sala donde se iba a celebrar la conferencia y como ninguno de los académicos presentes conocía a Einstein, no se descubrió la farsa. El chofer expuso la conferencia que había oído repetir tantas veces a Einstein.

Al final, un profesor en la audiencia le hizo una pregunta. El chofer no tenía ni idea de cuál podía ser la respuesta, sin embargo tuvo una chispa de inspiración y le contestó:

– ‘La pregunta que me hace es tan sencilla que dejaré que se la responda la persona que se encuentra al final de la sala…, que es mi chofer’.

Mañana comienza la fiesta judía de Pésaj, en la que se conmemora la salida del antiguo pueblo hebreo de Egipto bajo el liderzgo de Moisés.

Jag Sameaj!

jag-sameaj

notadovaticano

Terrible blooper de Cristina… Obama la dejó pagando mal!!!

De terror!!!

image001

No sólo se murió un gran hombre. Se murió uno de los pocos políticos “sanos” que tuvo la Argentina desde que volvió la democracia. Se murió un verdadero demócrata.

Los detractores de Alfonsín dirán que pactó con los militares las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Y tienen razón. Dirán también que no supo qué hacer en materia económica. Y también tendrán razón.

Pero sus detractores pocas veces (por no decir ninguna) supieron reconocer que a Alfonsín le tocó gobernar luego del periodo más oscuro de la Argentina. Alfonsín llegó a la presidencia y tuvo que optar por fortalecer un sistema político con sus instituciones que no existían, o intentar fortalecer la economía. Optó por volver a desarrollar las instituciones democráticas y fortalecerlas lo máximo posible. El fortalecimiento de la economía llegaría luego. Las revueltas militares fortalecieron a la democracia (los argentinos dijeron masivamente que no querían más militares en el gobierno), pero retrasaron cualquier intento serio de fortalecer una economía muy debilitada. Y la hiper del ’89 hizo que se fuera antes.

Alfonsín juzgó a los militares del Proceso de Reorganización Nacional, pero también pactó con Menem el indulto a los mismos que metió en la cárcel. Alfonsín llevó en el ’83 a la la UCR a su primera victoria frente al PJ en las urnas, donde siempre lo había vencido, y luego dar el puntapié inicial (aunque involuntariamente) del desmembramiento de su partido con el Pacto de Olivos. Alfonsín fue un líder, con muchas equivocaciones, pero un líder.

Tuve la oportunidad de entrevistarlo varias veces en el ’97 mientras hacía una pasantía en Ambito Financiero. Ahí pude descubrir que era un hombre íntegro y que, más allá de cualquier acierto o equivocación, buscaba el bien de los argentinos.

Mis más sinceros respetos al Presidente, al Líder, al Demócrata.

alfonsin

(escrito por una mujer).

El asado es la única comida que el hombre cocina. Cuando el hombre se propone hacerlo, la cadena de acontecimientos es más o menos la siguiente:

1. La mujer, va al supermercado a comprar todo lo que es necesario.

2. La mujer prepara la ensalada, las papas con mayonesa y el postre.

3. La mujer, prepara la carne, la pone en una fuente con los utensilios necesarios; mientras que el hombre está sentado junto a la
parrilla, tomándose un vino.

4. El hombre pone la carne en la parrilla.

5. La mujer vuelve adentro, a poner la mesa y a preparar la ensalada.

6. La mujer le dice al marido, que la carne se está quemando.

7. El hombre saca la carne de la parrilla.

8. La mujer pone los platos en la mesa.

9. Después de comer, la mujer trae el postre, levanta la mesa y luego lava los platos.

10. El hombre le pregunta a la mujer, si está contenta de no haber tenido que cocinar ese día, y percibiendo la cara de orto de la mujer,
concluye, que no hay poronga que les venga bien.

—————————————————————-

DERECHO DE RÉPLICA

(escrito por un hombre).

1. Ningún hombre en su sano juicio, va a mandar a su mujer a comprar las cosas para el asado: ella no va a traer cerveza y traerá, alas de pollo y tres kilos de puchero que el carnicero le dijo que salía muy rico a la parrilla, ya que no consiguió enchufárselo a ninguna pelotuda.

2. ¿Ensalada, papas con mayonesa y postre?

Ella prepara estas huevadas, para que coman las demás mujeres.

Los hombres, comemos carne, pan, vino y nada más.

3. ¿Preparar la carne?

A la carne sólo se le pone sal al momento de ponerla en la parrilla…

4. ¿Bandeja con utensilios?

Eso es para maricones, el hombre macho se las arregla con un palito quemado, un chuchillo y las manos.

5. ¿Qué sólo se pone la carne en la parrilla?…

Y quién hizo el fuego, separó las brasas, las acomodó, dio vuelta la carne, disciplinó los chinchulines y pinchó los chorizos?

6. ¿Otra vez preparar la ensalada?

Ya dijimos que esas pelotudeces, las comen las mujeres y los conejos.

7. ¿Que la carne se está quemando?

El hombre sólo deja pasar la carne, porque la mujer se vive quejando que ‘está muy jugosa’, que ‘esto está muy crudo’, o que ‘la deje en la parrilla dos minutos más’, después de que les ofrecimos el mismo pedazo diez veces, y una hora después de que estaba a punto.

Es decir que ellas, acaban comiendo la carne en forma de carbón, tan tierna y suculenta, como una suela que lleva cinco años al sol del desierto del Sahara.

Menos mal que somos los hombres, los que sacamos la carne de la parrilla, si fuera por ellas viviríamos comiendo pedazos de carbón.

8. ¿Platos?

Sólo si son para ellas; el hombre come directamente de la tabla o en el pan.

9. ¿Postre?… ¿Lavar los platos?…

Yo usé los dedos, y me los limpié en el pantalón!!!

10. Realmente, es al pedo, nunca van a entender lo que es un asado.

Cuando te roban un celular sabemos que recuperarlo es casi imposible ya que los ladrones los reciclan rápidamente.

La experiencia es muy desagradable, pero las compañías operadoras reemplazan inmediatamente el teléfono.

Sin embargo, existe algo muy interesante que deben conocer en el caso que alguna vez les roben el celular.

Todos los celulares GSM (o sea, los que tienen chip) tienen un registro de serie único, que se llama CODIGO IMEI.

Las compañías no lo tienen registrado. Sólo ustedes, los dueños del aparato pueden acceder al código.

Para obtenerlo marquen *# 0 6 # (asterisco-numeral-cero-seis-numeral) y nada más, NO PRESIONEN ‘SEND’.
En la pantalla aparece automáticamente el código IMEI.

Anótenlo y guárdenlo en un lugar seguro (agenda electrónica, PC, etc..).

Si les roban el celular, llaman al operador y le dan este código. El celular será bloqueado completamente y aunque el ladrón cambie la tarjeta SIM o chip, no podrá encenderlo.

Probablemente no recuperen su celular; pero por lo menos tendrán la seguridad de que quien lo haya robado no podrá utilizarlo nunca.

Si toda la gente supiera esto, el robo de celulares disminuiría porque no tendría sentido.