febrero 2007


Cañas mostró ayer en Costa do Sauipe, Brasil, que es un grande y dejó bien en claro que es un gladiador, un luchador de la vida y del tenis. Lo condenaron injustamente por dóping hace casi dos años y lo suspendieron del circuito por 2 años. Luchó por defender su inocencia, algo que finalmente obtuvo parcialmente en junio del año pasado en Suiza, donde le redujeron la pena a un año y unos meses. Volvió a jugar en septiembre del año pasado y ganó 5 torneos challenger. Ayer ganó el primer ATP desde su vuelta a los circuitos, en Brasil, en el ATP de Costa do Sauipe, y se volvió a meter entre los 100 primeros jugadores del mundo, más específicamente en el puesto 63. Y creo que falta poco para verlo nuevamente entre los primeros 20, o inclusive en el Top Ten, porque su calidad sigue intacta.

Willy Cañas en Costa do Sauipe

Telerman, Jefe de Gobierno de Buenos Aires, decidió adelantar las elecciones municipales para el 3 de junio. ¿Los motivos? La verdad es que no creo que sean importantes. Seguramente decidió que era mejor dar menos tiempo de preparación a Filmus (a quien poco debe importarle esta decisión teniendo el aparato oficialista de su lado) y al Macrismo, partido al que si le debe haber caido bastante mal la noticia porque no pensaba definir a su candidato hasta fines de Marzo. Adelantando las elecciones, Telerman supuso seguramente que de esa manera contaría con mayores posibilidades para obtener el triunfo o, por lo menos, sacarle una buena cantidad de votos al candidato macrista.

De todas maneras, lo queno veo es clima de elecciones en la Argentina. Raro, teniendo en cuenta que desde la vuelta de las elecciones las campañas (y sobre todo las presidenciales) comenzaron con mucho más tiempo de antelación. No veo campaña, no veo acciones y, lo que más me preocupa –por decirlo de alguna manera–, es que por lo menos en la Ciudad de Buenos Aires no veo demagogia práctica. Es decir, siempre hay demagogia de palabra, pero me refiero a que no veo grandes obras. 

Bueno, supuestamente están las obras del subte, pero van a tardar tanto en terminarlas como el viaducto Carranza o la extensión de la línea D hasta la Gral. Paz 🙂 Pero lo que más me preocupa es que no veo la famosa re-re-re-repavimentación de las calles porteñas a poco tiempo de una elección. Raro, ¿no? Supongo que esto puede significar un par de cosas nomás:

1) Que el gobierno de la Ciudad no tenga un peso partido al medio por estar sus cuentas más de lo debido en rojo

2) Que el gobierno Nacional no le pasa un peso de más a su presupuesto por razones electorales obvias

3) Que el gobierno de las Ciudad prefiera no hacer demagogia y gastar el dinero en mejorar escuelas y hospitales (no lo veo)

 Por lo pronto, lo que si veo es que las calles de la Ciudad de Buenos Aires están hechas un verdadero desastre. Y a mi coche le está preocupando cada vez más,  sobre todo a sus amortiguadores.

Pais Cambiante es un blog el que intentaré escribir sobre cuestiones de la vida diaria en Argentina. Como sugiere el nombre del blog, no es una novedad que las reglas del juego cambian constantemente en este hermoso y, a la vez, maldito país.

Este es un año de elecciones en Argentina y se juegan muchas cosas. Por un lado no aparece nadie que pueda hacerle sombra al matrimonio K. País Cambiante hablará mucho de política y de cuestiones que pasan en Argentina, pero también hablará de muchos otros temas que me interesan, como Economía, Temas Generales, Política Internacional, Tecnología y Cosas para Mejorar, que en realidad será una sección donde pueda quejarme de las cosas que no funcionan (y deberían funcionar) en nuestro país.