En estos momentos se está llevando a cabo una cumbre mundial sobre Irak en la hermosa ciudad de Sharm el Sheij, Egipto y en la que particpan funcionarios de más de 50 países de los países vecinos de Irak, los miembros del G8, las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de la Conferencia Islámica. La idea de esta conferencia de dos días de duración esbuscar maneras de acabar con la violencia y enderezar la economía de Irak.

La verdad es que se trata de una demostración de apoyo a la población iraquí como nunca se vió antes, pero dudo que tenga algún tipo de éxito, cuando quien realmente manda en Irak y define el futuro de ese país no es más ni menos que el presidente de USA, George W. Bush. Y teniendo en cuenta que hace pocos día vetó la ley del congreso norteamericano que ponía plazos para la retirada del ejército a partir de octubre, iniciativas como estas están directamente condenadas al fracaso.

Pero bueno, en la reunión se especula mucho entre una posible reunión paralela entre Condoleezza Rice y el canciller iraní Manouchehr Mottaki. Quizás entonces sirva para algo la cumbre mundial sobre Irak.

Anuncios