Esa es la mejor explicación que dio el Gato Sessa en una entrevista a un periódico en La Plata.

Patético. Por mentiroso debería recibir una condena más dura todavía. En el video ya quedó clarito, ahora también en la foto.

Patada de Sessa a Palacio

Anuncios