Si es así, como sugiere que podría ser este artículo de la BBC, estoy en el horno, porque tengo WiFi en la oficina, en casa, y en no se cuantos lugares más.

Lo cierto es que las redes WiFi, al igual que las de telefonía móvil, emiten radiación. El tema es que no está claro si son buenas o malas. Los expertos de la Agencia de Protección Sanitaria de Gran Bretaña –responsables del estudio que toma la BBC– afirman que los efectos a largo plazo de la tecnología no han sido suficientemente investigados.

La verdad es que seguiré usando WiFi, y luego WiMax y luego lo que venga por el resto de mis días con tal de no volver a tener nunca más tantos cables para una compu. Espero igual no quedarme frito en el camino o algo por el estilo, pero bueno… lo dudo mucho