Las matanzas en escuelas y universidades en USA son, lamentablemente, muy comunes. Las teorías son muchas, sobre todo aquellas teorías que sostienen que la violencia es tan alta por efecto de las películas de Hollywood. Pero una cosa me queda clara, que hay tanta violencia porque es fácil tener armas de fuego, conseguirlas, comprarlas. Se compran en cualquier tienda y los requisitos son mínimos, si no nadie le hubiera vendido ni una ni todas las armas que le vendieron a Cho Seung-Hui para perpretar la matanza de 32 personas en la Universidad de Virginia. Tampoco Eric Harris, de 18 años de edad, y Dylan Klebold de 17 hubieran conseguido armas para llevar a cabo la matanza de Columbine en 1999, que llevó a Michael Moore a realizar su famoso documental Blowling for Columbine sobre lo fácil que es adquirir armas en USA.

¿Y por qué me salgo ahora con todo este análisis? Porque me resulta totalmente increíble leer en Internet que un juez de Illinois, USA, acaba de otrogar una licencia para portar armas a un bebé de 10 meses (si!!! 10 meses) para usar la herencia que le dejó su abuelo, que es un rifle de caza.

Patético, lamentable, deplorable…

Anuncios