Este campesino indio es un fenómeno: prometió que apenas termine la escuela secundaria se casaría. El problema es que….. ¡¡¡ya tiene 73 años y acaba de reprobar por vez número 38 su examen escolar!!!

Anuncios