Efectivamente, se trata del salvadoreño Adolfo Hitler Reyes Velasco, un tipo de 32 años, que vendía nafta en forma ilegal en alguna ruta de El Salvador a varios “picacheros” (vaya uno a saber qué significa eso).

Por suerte, más no sea por portación de nombre, el muchacho ya fue capturado por la policía y está en prisión. De todas formas, si yo fuese este hombre pensaría seriamente en hacerle un juicio a los padres por el nombre que le pusieron y al funcionario que lo permitió 🙂

Anuncios