La votación de hoy de segunda vuelta para elegir a Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos no aportó absolutamente nada. La elección ya fue definida hace 3 semanas cuando Mauricio Macri venció a Filmus y a Telerman por casi 25 puntos. No solo no se define nada, porque con total seguridad ganará Macri. A lo sumo, lo único que se podrá ganar (y esta ganancia ficticia será de un pequeño círculo, el oficial) es enmascarar un resultado por parte del oficialismo si la fórmula Filmus-Heller consigue un resultado más decoroso que el la primera vuelta. Léase, una diferencia menor a la de la primera vuelta.

Sin embargo, la tozudez de Filmus-Heller y del oficialismo con el presidente Kirchner a la cabeza, logró que los ciudadanos de la Ciudad de Buenos Aires no solo perdamos tiempo, sino que se han gastado millones de pesos para organizar una nueva elección que, como ya dije, no va a aportar absolutamente nada.

Los ciudadanos de la Capital hablaron hace 3 semanas, pero su voz, como la de muchos otros sectores de este país, no se escucha en el gobierno.