Después de que CTI me facturó de un día para el otro 1400 pesos por supuestos consumos de Internet, traté por todos los medios de dar de baja mi línea, algo que resultó una tremenda odisea, pero que finalmente conseguí.

Dar de baja una línea de CTI es casi imposible. Tenés que mandar una carta a un apartado postal, llamar a los 10 hábiles para ver si la recibieron, y ahí recién pedir la baja. Si no llamás después de los 10 días, ellos no te llaman y caduca el trámite. Ahora si llamás, y tenés la suerte que te atiendan y no te corten el teléfono y que el sistema no está caído, intentan convencerte de todas maneras que no te des de baja. Cuando le decís siempre que si te querés dar de baja, comienzan los requisitos y siempre encuentran la forma de tramitarla. En síntesis, te vuelven loco.

¿Cuál es la solución entonces? ¿Cómo lo logré? Fácil, siempre hay una alternativa, y en el caso de CTI es pedir que te cambien el abono y te pasen a tarjeta. Y el trámite es mucho más simple. Llamás por tel, elegís la opción que corresponde (creo que la 5, ahora no recuerdo bien) decís que te querés pasar a tarjeta y ahí empieza el franeleo, aunque mucho menor. Te dicen que te llaman en el transcurso de 72 hs hábiles para confirmar el trámite. Efectivamente te llaman (estate atento a cuando lo hagan, porque si no atendés fuiste y tenés que empezar el trámite de nuevo). Una vez que atendés, tratan de convencerte de todas formas de que te quedes como abonado. Hasta te ofrecen planes que no son públicos, como pagar 10 pesos (todo incluido) de abono mensual con tal que te quedes en la empresa. Cuando le decís a todo que no a todo lo que te ofrecen (para lo cual pasa una media hora :)), te dicen las palabras mágicas “muy bien señor. Su línea a sido pasada a tarjeta. Ya no recibirá más facturas”.AH!!! No se olviden de pedir el número de trámite a la persona que los llama. Eso es lo mismo que darse de baja. Tener el teléfono con tarjeta es cargar crédito cuando uno quiere, y si pasa cierta cantidad de tiempo, la línea se da automáticamente de baja.

Fin de la pesadilla CTI.