Estados Unidos es un país de oportunidades y también la nación más poderosa del mundo. Sin embargo, para creerse todo lo que son, léase dueños del mundo, los más importantes, destinados a enseñar al resto del mundo los valores republicanos y democráticos, o ser los jueces del mundo y decidir qué país invaden y cuándo, se necesita de una enorme masa de ciudadanos fáciles de manipular o moldear. Esos ciudadanos que defienden diegamente a su nación poniendo banderitas americanas en todas partes y que mandan a sus hijos a la guerra sin entender por qué lo hacen ni a dónde los mandan. En efecto, este video muestra que el americano medio no es ni más ni menos que Homero Simpson.

El video está en inglés con subtítulos en inglés. Es lo mejor que conseguí 🙂

Anuncios