julio 2007


La carrera del ex vendedor de celulares, Paul Potts, crece vertiginosamente luego de haber ganado un concurso en Inglaterra. Y no es para menos luego de las habilidades mostradas.

Paul Potts ya tiene su sitio oficial en Internet que incluye su biografía, montones de videos de su todavía corta carrera y, como no, avisos de google para sacar unos pounds más al mes que nunca están de más, sobre todo con lo caro que es Inglaterra 😉

Lo cierto es que la carrera de Potts crece a pasos agigantados y ya tiene una agenda de conciertos comprometidos que va hasta febrero de 2008, su primer album One Chance vendió 100.000 copias en una semana y firmó un contrato por un millon de pounds (cerca de 2 millones de dólares) con el sello SyCo Music, de Simon Cowell, el juez “malo” de American Idol y que es parte de Sony BMG.

Mientras tanto, Paul Potts nos sigue deleitando con su música, esta vez interpretando Caruso.

Está disponible en el Unofficial Google Modules y se trata de un nuevo módulo que podés agregar a tu página personalizada de Google y que te va diciendo tu tendencia de peso de acuerdo a los datos que vas ingresando sobre tu peso. Esta herramienta puede resultar muy buena en sociedades con altos índices de obesidad como la norteamericana, donde se estima que el 31% de los adultos son obesos y el 65% tiene sobrepeso, mientras que los niños de 6 a 19 años con sobrepeso son ya el 15%.

google-peso.png

ohmybod.jpg Estaba navegando por eBay para ver si encontraba un iPod barato y me encontré con esta peculiar oferta. En efecto, se trata de un consolador que conectás a su iPod y vibra al compás de la música.

Una novedad para las mujeres, ya que este gadget les permitirá literalmente sentir la música de manera distinta 😉

conso-final.jpg

Los trabajadores del Indec volvieron a realizar una denuncia. En esta oportunidad, los técnicos que trabajan en la Encuesta Permanente de Hogares denunciaron que volvió a violarse el secreto estadístico dentro del mismo Indec. La respuesta del gobierno sigue siendo siempre la misma, es decir, negar cualquier acusación, y confirmar todas las sospechas y denuncias que se hacen sobre un ente manipulado y ya corrupto al oficializar los cambios en la dirección del Indec.

Yo simplemente no entiendo cómo es posible que no haya ningún organismo capaz de frenar un accionar tan corrupto y manipulador por parte del gobierno. De hecho, si me lo explico, y en su afán de querer mostrar un índice de inflación bajo que en la realidad no existe, hace todo lo posible para manipular datos con miras a unas elecciones presidenciales. La situación que se desató en el Indec ya es grosera, y probablemente le hubiera costado el puesto a más un funcionario (y no justamente del Indec) en cualquier parte del mundo. Acá en Argentina, por el contrario, se tapa todo con clichés como “acá no hay manipulación” o “se trata de una campaña sucia en contra del gobierno”. Vale decir que nos siguen tomando por tontos, como si no fuéramos todas las semanas al supermercado, como si no tuviéramos que comprar ropa y pagar cuentas todos los meses.

Al gobierno, sin embargo, no le queda otra que seguir haciendo el ridículo en esta historia porque, como siempre, nunca reconocerá un error propio. Es preferible despedir a gente capaz del Indec y reemplazarla por otra que sea leal a las políticas oficiales, que reconocer errores, aprender de ellos, contar con datos confiables y, de paso, destruir la reputación de uno de los pocos entes que todavía merecía cierto grado de respeto en la Argentina.

El sistema de salud en Argentina tiene muchas carencias, tantas como trucos que inventan los médicos para sortearlos (la famosa viveza criolla bien entendida). Si no, pregúntenle a los médicos del hospital Juan Perón de la ciudad de Villa Mercedes, en la provincia de San Luis, que tuvieron que usar sus celulares para iluminar mientras cosían a un paciente que fue operado de apendicitis, luego que se cortara la luz y fallaran los grupos electrógenos y de emergencia del hospital.

No encuentro otra explicación. Porque las promesas de modernidad y desarrollo siempre están en boca de nuestros políticos 😉

¿Se acuerdan de este insólito anuncio de Menem? Yo todavía espero la plataforma espacial para estar en una hora y media en cualquier parte del mundo, y de paso conocer la estratósfera 🙂

Esta noticia publicada hoy por La Nacion y que transcribo abajo literalmente me dejó realmente anonadado. No es que no lo sabía, pero no pensé que era tan pronunciado. El Estado contrata a 18 nuevos empleados por hora, con lo cual contrató 161 mil empleados sólo en 2006. Eso, en cualquier parte del mundo se llama demagogia, malgasto de fondos públicos y además malversación de fondos públicos, porque realmente dudo que la Administración Pública en Argentina necesite de tantos nuevos empleados por año. Sólo con el actual gobierno de Kirchner la plantilla aumentó en 34.037 empleados. Obviamente que sería interesante ver cuántos empleados se retiraron o se jubilaron durante ese mismo año, al igual que también sería interesante saber cuántos son ñoquis, o de cuántas personas se compone el séquito de cada Ministro y legislador nacional y provincial, claro. Pero como en Argentina la trasnparencia en la clase política no es el plato fuerte…

Con estas medidas el Estado Nacional es cada vez más ineficiente y en vez de invertir los recursos en generar empleos reales, se contrata a la gente. Es como darles el pescado en vez de la caña para pescar. Y creo que noticias como estas distan mucho parecerse a la retórica presidencial del profundo cambio que hay que hacer en la Argentina. Kirchner sigue utilizando términos románticos (o setentistas) como Patria y oporunidad histórica, pero debería focalizarse en los verdaderos problemas del país y además eliminar estos términos de su vocabulario y otros, como Estado Paternalista, de la práctica cotidiana de su gobierno.

 

Cada 60 minutos, contratan 18 nuevos empleados públicos

Durante el año pasado, la planta de trabajadores nacionales, provinciales y municipales creció un 7%, lo que significa un incremento de 161.000 puestos

 

LANACION.com | Economía | Domingo 22 de julio de 2007

> Ir a la nota

Página siguiente »