Ese sería el canto al maestro pizzero si esta pizzería canadiense, llamada Porno Pizza, estuviese en cualquiera de los 100 barrios porteños y entregase fotos pornográficas con cada uno de sus productos

porno-pizza.jpg

Anuncios