Ya se batieron todos los récords y se vendieron 1.7 millones de copias del último capitulo de la zaga de Harry Potter. La gente hizo colas y esperaron varias horas para comprarlo en distintas partes del mundo.

Yo esperé 5 minutos a que el vendedor de Yenny sacara justo el último que tenía en la vidriera. Ahora veremos cuando puedo terminar de leerlo, algo que dependerá de cuantas siestas se duerma mi hijo de 8 meses 😉

potter.jpg