Los iraníes crean videojuegos que giran en torno a la tecnología nuclear. Los chinos, que siempre copian todo 😉 , desarrollaron otro en el que el objetivo principal es matar a la mayor cantidad de políticos corruptos. El juego se dearrolló en la ciudad de Ningbo, donde hace alguños años se produjo un hecho de corrupción bastante importante.

Es una lástima que yo no sea programador para hacer la versión argentina del juego. No quedarían muchos políticos con cabeza 🙂

Anuncios