Y ahora intenta profundizar algunas campañas que ya habían comenzado como, por ejemplo, concientizar a la gente de que no es muy agradable escupir constantemente en la calle, como parece ser la costumbre en China. Para ello, muchos voluntarios reparten a los transeúntes bolsas para que escupan en las mismas y luego las tiren a los tachos de basura, pero el problema es que luego tiran esas basuras a la calle. Paso a paso decía un gran sabio…. Otras campañas que se están realizando se enfocan en instruir a la gente para respetar las filas a la hora de subir a los transportes públicos y sonreir un poco más… en definitiva, mostrarse más educados.

Quizás no estaría mal que el matrimonio K contrate a estos experimentados voluntarios luego de los JJOO para enseñarnos buenas costumbres a los argentina. ¿Quién sabe? Quizás tengan éxito, algo que garantizaría al binomio K lo que tanto buscan y ya por conseguir cu gran amigo venezolano, Hugo Chávez, que es la reelección eterna 😉

estadio-china.jpg