Excelente campaña de Castrol. La moraleja es que cuando uno habla por celular mientras conduce, el riesgo de accidentes aumenta un 400%.