Según Gizmodo, 4 días después de haber sido lanzado al mercado, el nuevo iPhone 3G fue desbloqueado de la misma forma que su antecesor, por medio de una tarjeta especial (seguramente una turbosim o similar) que hace creer al iPhone que está utilizando la operadora autorizada.