… y de la forma en que vamos a desarrollar nuestras vidas. Quizás sea demasiado premonitorio, quizás demasiado fantasioso, pero lo cierto es que el video que viene a continuación es, cuanto menos, intrigante y fascinante.